La Cruz de Lampedusa

El viernes 18 de octubre recibimos con gran emoción la Cruz de Lampedusa

El pasado viernes, 18 de octubre, llegó a nuestro Colegio la Cruz de Lampedusa, construida con los maderos de las embarcaciones de migrantes y refugiados que han naufragado en las costas de dicha isla italiana. Esta Cruz fue bendecida por el Papa Francisco y enviada por él para anunciar y denunciar el sufrimiento de estos hermanos.

Imagen 1

Durante los días previos, pudimos conocer más de cerca la realidad de quienes ponen en peligro su vida para intentar llegar a Europa buscando un futuro mejor. El viernes, mientras la presencia de la Cruz se dejaba notar entrando por la puerta de la Capilla, toda la comunidad educativa, a una sola voz, cantaba una canción cuya letra da luz sobre el significado de este símbolo. Decía así: "Ven, no apartes de mí los ojos, te llamo a ti te necesito, para que se cumpla en el mundo el plan de mi Padre".

 


Posteriormente, escuchamos la Palabra de Dios que, una vez más, nos invitaba a mirar a nuestro alrededor para ocuparnos de las necesidades de los demás.

A continuación, cada clase realizó una oración en la que cada niña ofreció un barco de papel con una oración de petición, de ánimo por las personas que están en camino, cruzando el mar, por los niños y por las personas que los acogen y los cuidan y, en particular, por el hermano que tengo a lado y que me pide ayuda.


Sin duda, este acontecimiento en nuestro colegio no dejó indiferente a nadie. En medio de los silencios y de los gestos de cariño a la Cruz, fuimos conscientes de que Jesús fue el primero en dar Su Vida por Amor y que, cada día, Él nos pide que entreguemos la nuestra por los demás.