Fiesta de María

“El sí que lo cambió todo”

Al mundo le faltan síes:

¡Qué palabra más cortita es el sí y cuánto poder tiene…! Cuando le decimos sí al esfuerzo, sí a cumplir con nuestras obligaciones, si al amor sin condiciones… Es un gesto que nos implica, que proporciona al otro una mano amiga, una actitud de servicio, una apertura de puertas… en definitiva un compromiso pactado entre dos.

Un mes de constancia: cada día una flor para María

Partiendo de la importancia del Sí, cada mañana nos encontrábamos con María en la capilla y la obsequiábamos con un pequeño compromiso que habíamos intentado cumplir el día anterior.

Así mayo se convirtió en un jardín de buenas voluntades que nos ayudaba a tener una actitud cada vez más parecida a nuestra Madre del cielo.

Portadoras de buenas noticias:

Fue un ángel el encargado de dar la noticia que cambiaría la historia de la humanidad.

Un mensajero que le anunció a una humilde y joven nazarena, que Ella había sido elegida para que el mismísimo Dios todopoderoso pudiera encarnarse y así poder nacer para salvar al mundo.

Contarle al mundo las virtudes y la vida de María se convirtió día tras día, tanto para nuestras alumnas como para sus profesoras, en una maravillosa misión.

¡¡Todos los que las rodeaban tenían que conocerla a través de sus gestos, sus palabras, su forma de hacer las cosas!!

Y así llenar el mundo de síes que cambiaran la vida de la gente a mejor y se llenaran del Amor de nuestro Padre celestial.

¡Hagamos un hermoso jardín!

El propósito del mes era hacerle un bonito jardín a la Virgen con montones y distintas flores.

Las “espirituales” ofrecidas cada mañana adornarían nuestra forma de comportarnos día a día. Pero además de esto nos comprometimos a hacer flores con nuestras propias manos para que todas ofrecieran su flor desde el esfuerzo y la dedicación.

También invitamos a las familias a traer un ramito para que el ultimo día pudiéramos ponérselos a sus pies.

 

¡Cantémosle a la Inmaculada!

El coro del colegio estuvo ensayando durante todo el mes para aprender las canciones y para ensayar con diferentes instrumentos.

“La música empieza cuando las palabras acaban”…

¡Cuántas verdades hechas canción!

Nuestro coro piropeó a la Virgen con preciosas canciones que llenaron de emoción nuestros corazones.

Las que tuvimos la suerte de escucharlas disfrutamos muchísimo y nos quedamos con ganas de más…

Peregrinación al Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón

¡Bendita monotonía que purifica la monotonía de nuestros fallos!

Las mayores disfrutan de la única salida del año y dedican un rato al rezo del rosario alabando a nuestra Madre celestial.

Flores que agradecen

No podemos dejar de agradecer a todas las familias la gran participación que ha habido este año en la ofrenda floral.

Nuestra fiesta se llenó de color y belleza gracias a vuestra generosidad.

Dulce final ofrecido por las más pequeñas

Con poesías, versos, canciones, bailes, globos…

Así despidieron las más pequeñas a nuestra Madre Inmaculada haciendo que nuestros corazones volaran hacia su encuentro.

¡Hasta que el año que viene volvamos a encontrarnos!