¿Quién es la sospechosa?

Todo comenzó a la vuelta de vacaciones, cuando de repente un día encontramos en nuestra clase una chaqueta de chándal de otro colegio.

Nadie entendía nada, pero enseguida empezamos a encontrar unas cartas misteriosas que tuvimos que ir descifrando poco a poco. Cada una de ellas tenía pistas e ideas que íbamos uniendo para tratar de adivinar quién nos estaba visitando.

¡La intriga crecía por momentos! Abrimos mucho los ojos para fijarnos en todos los detalles, leímos una y otra vez cada mensaje, incluso nos decidimos a escribir nuestras propias teorías sobre lo que estaba pasando.

Cada día sospechábamos de una niña, pero no conseguíamos resolver el misterio. Ella seguía escribiendo notas en su diario que parecía olvidar en nuestro colegio.

Después de muchas investigaciones, nos sentíamos verdaderas detectives y por momentos no podíamos pensar en otra cosa que no fuese resolver este misterio.

¿Queréis saber qué pasó realmente?

Atentas al vídeo.