fbpx

¡Personajes en acción!

Un nuevo reto ha llegado a la clase de Lengua de 4.º de primaria, nos han propuesto dar vida a nuevos personajes, algo aparentemente nada fácil, pero que finalmente nos ha resultado muy divertido. ¿Queréis saber cómo lo hemos hecho?

Para ello, hemos tenido que recordar qué es un cuento y aprender a identificar sus partes y sus elementos. En primer lugar, hemos elegido nuestro cuento favorito. Después, hemos imaginado qué pasaría si esa misma historia cambiase de lugar, así que nos hemos inventado un nuevo escenario. El siguiente paso era añadir algún personaje secundario a la historia, nosotras mismas íbamos a decidir si sería bueno o malo. Y, finalmente, hemos añadido una nueva aventura para ver cómo nuestro personaje principal sería capaz de desenvolverse.

¿Los resultados? Historias muy divertidas, y alguna un poco trágica, con las que desarrollar nuestra creatividad, aumentar nuestro vocabulario y disfrutar creando.

¡ATENTOS! Estos son algunos fragmentos… 

[…] Un día Rapunzel fue al campo y se topó con Maléfica que siempre tuvo mucha envidia de que Rapunzel fuese tan bonita. Así que Maléfica le echó un hechizo que dejaría el pelo de Rapunzel oliendo fatal.

[…] Cuando Blancanieves llegó a Italia se quedó con la boca abierta, el país era enorme, con pequeños pueblos, hermosas casas y un mar brillante. Blancanieves fue a esperar a su amiga Jesica a la estación de tren, y le contó su experiencia. Pero de repente se oyó el sonido de una puerta… Abrieron la puerta y apareció un secuestrador que las llevó hasta una cabaña terrorífica. El secuestrador las dejó en una habitación con telarañas. Blancanieves y Jesica intentaban salir de esa habitación y se les ocurrió una idea… 

[…] Al enterarse, Rapunzel fue corriendo a ayudarla. Tenía que llegar hasta el mundo encantado. Ahí conoció a un dragón llamado Max. Él le ayudó a superar los obstáculos. Cuando llegó tuvo que luchar contra Maléfica y ganó gracias a un caballero. Aurora corrió en brazos de su hermana Aurora.  […] Aprendió a ser buena y la reina malvada le dijo a Rapunzel que pidiera tres deseos. Le pidió que Max pudiese estar con su familia y que hubiese paz, pero no quiso pedir el tercer deseo. Desde ese momento, la paz reinaba en el mundo. Colorín, colorado… Aurora había mejorado. 

[…] Un tiempo más tarde, Rapunzel y la sirena encontraron al tigre junto al río comiéndose un salmón. Juntas hicieron una lanza y cazaron al tigre causándole la muerte. De esta manera Rapunzel conoció a Luna y fueron amigas para siempre.